Eduardo Quintanilla tenía 33 años esta mañana decidió darle fin a su existencia ingiriendo una sustancia altamente venenosa, su cuerpo quedó dentro de su vehículo, dejó una nota donde pedía perdón por la fatal decisión y además pedía que cuidaran de lo que más quería, su pequeña hija. Se desconoce la causa que llevó al joven a tomar la fatal decisión.

A continuación las imágenes del momento.