Prácticamente su vida se va al vacío desde que deciden unirse a las pandillas, y cuando son capturados que ni parecen, pero ya han manejado armas, traficado drogas y algunos hasta cargan en sus manos las vidas de muchas personas  niño de tan solo 12 años dan lástima ver que además de perder su inocencia va a perder toda su niñez encerrado en una cárcel, por sus fechorías.

A continuación las imágenes del momento.