Privados de libertad en fase de confianza (NO pandilleros), siguen trabajando articuladamente en la limpieza de quebradas de San Salvador, con el objetivo de mitigar los riesgos que puedan ocasionar las lluvias. De esta forma, los internos en fase de confianza contribuyen en tareas de beneficio a los salvadoreños al mismo tiempo que desarrollan su espíritu de servicio mientras cumplen su condena .

A continuación las imágenes del momento.