Hace 14 años han pasado desde aquella noche del 3 de julio de año 2008, cuando un bus con más de 30 evangélicos de la iglesia Elim fue arrastrado, tras el desbordamiento de la quebrada el Arenal Monserrat, en la colonia la Málaga, de la capital. La tragedia sucedió cuando el bus retornada de un servicio religiosos con mujeres, niños y hombres. Sólo una persona se salvó: un joven de 16 años que logró saltar.

A continuación las imágenes del momento.