Tras el inicio de la guerra contra las pandillas muchas ratas en su afán de esconderse hace cualquier cosa para no ser capturados hasta esconderse en una cueva hasta en una pila de agua o en barriles y otros se han filtrado en las mismas instituciones policiales y este fue el caso de Pablo Castellanos Alvarado que se hacia pasar por uniformado para extorsionar y amenazar a la población de Tejutla.

A continuación la imágenes del momento.