Hace unos días atrás se hizo viral el trágico momento en que un joven de 18 años llego a una escuela de Texas y agarro a cuetazos a varios niños y a sus maestros en pleno salon fueron 21 en total lo que perdieron la vida pero en el caso de Míah Cerillo la pequeña de 11 años se manchó con la sangre de su mejor amiga para simular que ya estaba sin vida .

A continuación la imágenes del momento.