Hace un momento  fue reportado que reos le quitaron la vida a un pandillero en el Penal de Izalco, identificado como Francisco Manuel Cañas Serrano, quien participó en la masacre de 11 personas en Quezaltepeque, luego fue testigo de la fiscalía para condenar a 350 años a sus cómplices la misma pandillas le cerro la boca por andar de sapo.

A continuación las imágenes del momento.