Él es Jefferson Salinas, de nueve años. El pequeño es originario de San Francisco Menéndez, Ahuachapán, El Salvador. En diciembre pasado el niño presentó dolor de estómago por lo que fue llevado a la clínica local en donde tras evaluarlo le informaron que tenía que ser operado de apendicitis. Ingresó al hospital de su departamento. Según los familiares, el pequeño entró caminando y tras la cirugía quedó como vegetal. Les dijeron que hubo “complicaciones” pero más nada.

A continuación las imágenes del momento.