Liliana Márquez, de 19 años, joven mexicana decidió cruzar el Río Bravo en compañía de su novio para buscar oportunidades en EEUU, sin jamás imaginar que perdería la vida ahogada mientras perseguía sus sueños. Su padre, Pascual Márquez, decidió salir a buscarla tras enterarse de la tragedia, pidiendo incluso un bote prestado para recorrer todo el río. Hasta que, dos días después, pudo localizar el cuerpo de su amada hija.

A continuación las imágenes del momento.