Una ciudadana salvadoreña nacionalizada en Estados Unidos, abordó en San Miguel un bus de la ruta 301 de la empresa ESCOBAR placas AB-77609. Según la denuncia, el chofer les dijo que pagarían 3 dólares con derecho a aire acondicionado, pero a medio camino les advirtió que si querían aire acondicionado deberían pagar cada uno 2 dólares más, y si no accedían a pagar, que se bajaran.

A continuación las imágenes del momento