Se conoció por redes sociales, que una persona cambia sus 10 entradas para ir al concierto de Bad Bunny, por un automóvil año 2010. Se trata de 5 boletos de la área de playa y 5 de platinum, que podrían estar valorados en su precio de un poco más de $1000 dólares pero que según el vendedor valen un carro 2010 que bien podría andar de $5000 a $7000 dólares en El Salvador.

A continuación las imagen del momento.