La Policía Nacional Civil, capturó a dos mareros que se presentaban como pastores evangélicos para hacer diversos negocios en Ilopango para cobrar extorsión, los supuestos pastores llegaban vestidos con ropa decente, con la biblia en manos a varios negocios, siendo una estrategia para no levantar sospechas.

Aquí te dejamos a las ratas sinvergüenzas.