La Corte federal de Texas sentenció a 40 años de prisión a un ciudadano salvadoreño identificado como José Leonel Bonilla Romero, pandillero de la MS-13, de 23 años de edad por quitarle la vida a un adolescente de 16 años de edad en el Bosque Nacional Sam Houston en 2013 y declararse culpable el 19 de abril de 2019.

Tomó un bate de béisbol de metal, ocultándolo del joven, y luego se escondió detrás de él, sorpresivamente lo golpeó con tal fuerza que le fracturó el cráneo.