En estos días usuarios de las redes sociales hicieron la denuncia sobre una golpiza que recibió una señorita por parte de la vigilancia del restaurante Calamaris en San Salvador, de acuerdo con la mujer, durante la madrugada del domingo un seguridad del restaurante la golpeó a puño cerrado y luego la tiraron al piso entre tres hombres, quienes también la golpearon, quedando con moretes y raspones en varias partes de su cuerpo y rostro.

Aunque no se explica la razón del hecho, la mujer lo califica como “un claro hecho de intolerancia”, además indica que acudirá a la Fiscalía General de la República para interponer una demanda legal.