La popular modelo polaca, Veronica Bielik, quedó encantada tras pasar unos días en lugares considerados como rincones mágicos del ‘pulgarcito de América’, como el lago de Coatepeque y playas como la Costa del Sol, en La Paz, Bielik confesó que sintió temor de venir al país, pues tras “leer opiniones en sitios web de viajes” pensó que sería un lugar donde vería “personas con armas en cada esquina”.

No obstante, al vivir la experiencia ella misma, la opinión de la joven polaca cambió radicalmente y confesó sentir encantada con sus vivencias en El Salvador.